Inicio Trabajo Social Claves para una entrevista efectiva en Trabajo Social

Claves para una entrevista efectiva en Trabajo Social

por Cristina de León

Teresa Rosell define entrevista como “la relación interpersonal en la que se establece una relación entre el Trabajador Social y la persona que acude a este (usuario)”. La entrevista es una de las herramientas más importantes y útiles en Trabajo Social, ya que nos permite adquirir información de la situación y sentimientos de la persona que acude a nosotros, para posteriormente, desarrollar un plan de acción para mejorar su realidad.

El Trabajador Social utilizará sus conocimientos, técnicas y experiencia profesional para comprender y ayudar a los usuarios, ya que el contacto con estos está determinado por una situación de dificultad o necesidad por parte de la persona que acude a nosotros. El Trabajador Social entrará en contacto con los profundos sentimientos del usuario para comprender e identificar sus necesidades.

Bien es cierto, que muchas veces, esta primera toma de contacto entre T.S y usuario no es de mucha utilidad, debido a que en ocasiones los problemas que plantean los propios usuarios en la entrevista son menos graves de lo que son en la realidad. O bien porque los sentimientos (angustia, tensión) impiden que realmente se desarrolle la entrevista con éxito.

Por ello, el papel del Trabajador Social es fundamental en esta primera recogida de información. A continuación se exponen algunos de las cualidades que debe tener el Trabajador Social para afrontar con éxito la entrevista:

  • Gran sentido de la empatía, el T.S debe ponerse siempre en el lugar de la otra persona e intentar comprender como se siente.
  • Escucha activa, es de gran relevancia que el Trabajador Social sepa escuchar activamente todo lo que cuenta el usuario. Es fundamental para poder extraer la información que necesitamos.
  • Observación: observar es tan importante como saber escuchar. Observar todo lo que acontece, detalles físicos (forma de vestir, mv, ropa de marca) lo cual nos da pistas sobre su situación actual y la expresión corporal que ayuda a entender cómo se siente la persona en cada momento. A veces la forma de actuar o comportarse nos da más información que las propias palabras.
  • Estar receptivo: mostrar una actitud receptiva con el usuario en todo momento, desde el comienzo de la entrevista hasta el momento de la despedida. Si la persona que acude a nosotros no percibe esa recepción por nuestra parte, probablemente no se abrirá a contarnos todos sus problemas.
  • Es fundamental crear un clima de confianza, lo que permitirá que el usuario se sienta más cómodo y la entrevista transcurra de forma más amena.
  • Romper con los prejuicios. En ocasiones nos dejamos llevar por estas incómodas aprensiones sobre los demás, que no nos deja ser imparciales e impiden que se realice el trabajo de forma adecuada. En el T.S siempre hay que ser neutrales.
  • Amabilidad y mostrar interés, ser afables con las personas y demostrar que nos importa lo que nos cuenta es fundamental para desarrollar con éxito la entrevista. No hay que olvidar que el usuario es una persona, que como cualquiera, se dejará ayudar o contará en función de lo que vea y perciba de nosotros.
  • Transmitir sinceridad, esta es otra de las cualidades fundamentales. Es importante que el usuario vea sinceridad en nuestras palabras, porque si no es así hay dos opciones; que se desencadene una relación negativa en todo el proceso de ayuda o que el usuario pierda la motivación y no regrese.

Además de las aptitudes mencionadas hay que ser buenos profesionales y ceñirnos solo en lo realmente importante. No debemos preguntar más allá de lo que necesitamos saber ni abusar de la confianza depositada en nosotros. Y por supuesto, nunca emitir un juicio de valor, pues ante todo hay que ser buenos profesionales e imparciales.

Igual de importante que la actitud del Trabajador Social es también, el lugar escogido, donde se desencadenará la entrevista inicial. Hay que tener en cuenta que debe ser una zona tranquila (sin ruidos) donde nadie nos interrumpa, y donde el usuario pueda sentirse cómodo (buena luz, ventilación). Si se trata del despacho del T.S por ejemplo, retiraremos todo el papeleo, (informes, folios, carpetas) ya que eso nos da la impresión de que no nos estamos centrando en la persona que tenemos delante o que él o ella es uno más. Hay que dejar otros temas a parte, es el momento de escuchar y atender únicamente a la persona que ha venido a nosotros.

Deseo que les haya servido de ayuda y espero nuevas claves para afrontar la entrevista por vuestra parte.

Related Articles

2 comentarios

Itza 9 agosto 2016 - 04:16

Hola.
¿cuáles son los requisitos fundamentales de la entrevista?

Responder
stefania 19 julio 2017 - 17:42

hola

Responder

Dejar un comentario