Inicio OtrosModo de Vida Los 5 poderes para enfrentar mejor la vida

Los 5 poderes para enfrentar mejor la vida

por Cristina de León

1. La vida, un pr oceso de ensayo-error.

A medida que vas recorriendo este camino de la vida, vas tomando decisiones que a veces salen bien y otras veces fracasan. Siempre que algo no sale como esperamos nos venimos abajo pensando que no hemos hecho lo correcto y lamentado el modo de hacer las cosas o el haber escogido esa decisión y no otra.

Lo que debemos saber hacer para encontrarnos más seguros y mejor, es aceptar que la vida es eso, un ensayo-error, que consiste en probar una alternativa y verificar si funciona. Y que si está no funciona, habrá otra alternativa diferente y si funciona, se tiene una solución.

Todos nosotros, desde la persona más insegura hasta la persona más segura del mundo, a veces dudamos del camino que estamos tomando o no entendemos que es lo que tenemos que hacer en un momento dado.

Escogemos unos estudios, renunciando a otros, elegimos unos amigos y compañeros de vida, decidimos el lugar donde queremos acentar nuestra vida… todo son decisiones de las que no siempre estamos seguros,  ¿pero sabes lo bueno de todo esto? Que siempre habrá otro camino que podamos tomar en caso de que el escogido nos falle. Siempre que no flaqueen nuestras fuerzas habrá otras vías posibles que pueda reorientar nuestra vida.

Se trata de aceptar esa inseguridad que nos persigue en ocasiones, y aprender a comprender que la vida es solo eso, un ensayo error. Y es que NADIE está seguro de su camino o de si este no va a conllevar fracasos. Y eso es lo bonito de la vida, que no estamos destinados a nada, que todo irá surgiendo a base de errores y éxitos que nos irán indicando el camino. Cuando nos demos cuenta de esto, aprenderemos a aceptar las cosas con mayor facilidad así como a sobrevenir las circunstancias que se nos presenta.

No importa el riesgo que tomes, no importa si falla la elección, no importa si no sale como esperamos, pues ello nos llevará a otro camino que puede ser mejor y darnos éxitos mayores.

Siempre puedes volver a empezar.

2. La vida tiene su propio ritmo.

A medida que vas envejeciendo, te das cuenta de que por mucho que lo intentes no pueden forzar los tiempos. La vida tiene su propio ritmo natural.

Todo, absolutamente todo lo que vivas te prepara para cosas más grandes en la vida. Tus parejas o amigos anteriores hicieron que supieras lo que quieres en tu vida y lo que no, hicieron que te conocieras a ti mismo. Los primeros trabajos  a los que accediste, te prepararon y enseñaron para empleos más grandes., aunque en ese momento no supieras verlo, porque a lo mejor tus funciones eran mínimas. Todas las cosas y momentos que formaron parte de tu vida te prepararon cosas más grandes.

beautiful girl enjoying the summer sun

3. Deja que las cosas fluyan, no fuerces las cosas.

No se trata de pelearte con la vida. Se trata de adaptarte y fluir con ella. Por supuesto tendrás que trabajar duro, luchar por tus sueños, y perseguir eso que quieres, pero también tienes que dejar que fluya el amor natural y lo que realmente te apasiona en la vida. No te sobrepases contigo mismo y aprender a ver las señales. Aprende a contactar con la intuición. Nunca intentes forzar las cosas.

4. La vida es más sencilla si aprendes a controlar tus emociones.

En los primeros años de la vida adulta, es posible que sientas que la vida se tambalea y que las cosas se pondrán más fácil en un futuro, a medida de crezcas. Pero esto es así, las cosas pasarán por procesos de estabilidad y descontrol pero siempre surgirán nuevas dificultades, nuevos fracasos que afrontar. Lo mejor es hacerlo de forma positiva y saber ver en lado bueno a las cosas. Lo más importante es tu fortaleza mental.

5. Aprende a controlar tus emociones para aplacar esos baches con éxito.

Todos nacemos con la habilidad de ser exitosos. Pero en el camino hacia el éxito los obstáculos y los desafíos a los que las personas se enfrentan son sus propias emociones. La habilidad de manejar nuestras emociones y desarrollar una auto-disciplina es lo que determina su habilidad para el éxito.

Sin duda, la vida es más sencilla cuando la afrontas con una actitud positiva, cuando le sonríes a la vida ella te devolverá la sonrisa.
La meta final de la vida no es encontrar la felicidad
Siempre tendemos a afirmar que la meta de todo es ser feliz, el fin último es alcanzar la felicidad. Pero no te equivoques, la meta no es ser feliz, ser feliz es el camino que debes tomar desde YA!! No hay que buscar la felicidad, solo tienes que ser feliz.

Nos pasamos la vida esperando a que llegue esa felicidad. “Cuando termine mis estudios encontraré el trabajo de mi vida y seré feliz”, “cuando llegue el momento, tendré a mis hijos y me darán felicidad” “cuando mis hijos crezcan podré disfrutar más de mi tiempo y seré más feliz” “cuando me jubilé disfrutaré más y seré feliz”… Así se van pasando los años de nuestra vida, sin darnos cuenta de que nos hemos pasado toda nuestra vida posponiendo esa felicidad, pensando que cada uno de esos momentos de nuestra vida nos conduciría a otros mejores y más felices, pero la realidad es que no disfrutamos al 100% de cada uno de esos momentos. La clave está en no esperar, no esperar al mañana y aprovechar ese momento al máximo, siendo felices con lo que tenemos, y centrándonos en el presente.

Todo comienza con aceptarse a sí mismo, las circunstancias y las situaciones.

La vida nunca será perfecta. Sin embargo, la vida parece perfecta una vez que aceptas que no lo es. La felicidad aparece cuando aceptas las imperfecciones, los defectos, los altos y bajos y disfrutas la vida. Date cuenta que todo es temporal: lo bueno se acabará, lo malo también se acabará.

La felicidad no consiste en tenerlo todo, sino en saber sacar lo bueno que te aporta cada momento de tu vida. Me despido y recuerden, la felicidad no es un sentimiento, es una decisión.

Gracias por leerme, espero vuestras opiniones. ¿Eres realmente feliz?

Related Articles

Dejar un comentario