Inicio NoticiasInternacional Nuevos atentados en Indonesia

Nuevos atentados en Indonesia

por Cristina de León

Hoy, se repite otro atentado suicida, en este caso una cadena de disparos y explosiones en el centro de la capital de Indonesia, en Yakarta. Aunque el balance de víctimas aún no está claro, se cuenta, determina, por el momento, que han sido 7 las personas fallecidas.

Varios fueron los asaltantes que hicieron estallar dos explosiones y dispararon a todo el que pasaba por delante. Algunos de ellos se atrincheraron en un centro comercial, lo que provocó una persecución policial que duró más de dos horas y durante la cual continuaban los tiroteos de forma periódica.

De los siete fallecidos, cinco proceden del grupo de asaltantes y dos son civiles, uno de nacionalidad holandesa y otro indonesia.

El ministro de seguridad, Luhut Panjaitan, informó de que el balance de muertos no es definitivo. La primera explosión ocurrió a las 10:35 frente a una cafetería situada en la planta baja del centro comercial Sarinah. Minutos después hubo otra deflagración apenas unos metros de la cafetería, justo delante de una comisaría de policía.

Varios testigos afirmaban haber oído más de media docena de explosiones, pero la policía explicó después que solamente habían sido dos y que el resto respondía al tiroteo entre los atacantes y las fuerzas de seguridad. Tampoco está claro si los terroristas murieron abatidos por la Policía o si algunos de ellos se suicidaron al hacer estallar un cinturón de explosivos, como varios testigos aseguraron haber presenciado a los medios locales. Las primeras informaciones hablaban de un grupo de entre diez y quince hombres armados, pero posteriormente el portavoz de la policía, Igbal Kabid, aseguró que todos los asaltantes habían sido «neutralizados», según la agencia oficial Antara, lo que dejaría la cifra en cinco.

Uno de los testigos afirmaba lo siguiente: «Escuché una fuerte explosión, parecía un terremoto. Todos bajamos abajo y vimos la cafetería destruida (…) Todo el mundo se acercó y de repente apareció un terrorista con una pistola que empezó a dispararnos y después hacia la cafetería. Entonces el puesto de policía… explotó».

Aunque por ahora nadie ha revindicado la autoría del atentado, la policía indonesia explicó que en diciembre recibieron una amenaza del Estado Islámico en la que la organización terrorista afirmaba que el país asiático estaba «en el punto de mira». Yakarta aumentó hace pocas semanas el nivel de la alerta ante varias informaciones que apuntaban a un ataque suicida en la ciudad durante el año nuevo.

Durante las largas horas de persecución, la policía ha acordonó las calles contiguas al lugar de los hechos y pidió a los vecinos que se queden en sus casas. El centro comercial Sarinah se encuentra en el barrio Jalan Thamrin, cercano a las oficinas de Naciones Unidas, el edificio del Banco Central, numerosas embajadas o el palacio presidencial.

El presidente indonesio, Joko Widodo, calificó el ataque de «acto de terror» e instó a las fuerzas de seguridad a «arrestar de forma inmediata a los culpables y a su red». El mandatario está actualmente de viaje de trabajo fuera de Yakarta, pero aseguró que «pronto» volverá a la capital.

Indonesia es el país del mundo con más población musulmana y ha sido víctima de varios atentados perpetrados por islamistas radicales. El más mortífero fue en el año 2002 en Bali, cuando 202 personas fallecieron tras el estallido de una bomba en una discoteca. El último en la capital sucedió en 2009 y provocó la muerte de siete personas.

ElPais (14-01-2016) Una cadena de tiroteos y ataques con bomba golpea indonesia

 

Related Articles

1 comentario

Jenni 14 enero 2016 - 13:40

Madre mía, el mundo está loco 😮

Responder

Dejar un comentario